Matrimonio Igualitario

¿Puedo unirme en matrimonio con una persona de mi mismo sexo? 

Si, la ley 26.618 (ley de matrimonio igualitario en Argentina) permite el matrimonio entre personas del mismo sexo. Es importante conocer todos los derechos y obligaciones que esta nueva legislación trae aparejada.

La mencionada ley modifica varios aspectos del instituto del Matrimonio Civil en la Republica Argentina reemplazando los términos “hombre y mujer” por “contrayentes”. Apellido de hijos matrimoniales de cónyuges del mismo sexo. Bienes gananciales. Articulo de no discriminación o restricción del ordenamiento jurídico Argentino, respecto a los Derechos y Obligaciones del Matrimonio entre dos personas de igual sexo.

¿Si contraigo matrimonio con una persona de mi mismo sexo, va a tener los mismos efectos legales que el matrimonio heterosexual?
Si, El matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo.

¿Dónde se celebrará el matrimonio  igualitario?
El matrimonio deberá celebrarseante el oficial público encargado del Registro del Estado Civil y Capacidad de las Personas que corresponda al domicilio de cualquiera de los contrayentes, en su oficina, públicamente, compareciendo los futuros esposos en presencia de dos testigos y con las formalidades legales.
Si alguno de los contrayentes estuviere imposibilitado de concurrir, el matrimonio podrá celebrarse en el domicilio del impedido o en su residencia actual, ante cuatro testigos.
En el acto de la celebración del matrimonio, el oficial públicoleerá a los futuros espososlos artículos 198, 199 y 200 del Código Civil recibiendo de cada uno de ellos, uno después del otro, la declaración de que quieren respectivamente constituirse en cónyuges, y pronunciará en nombre de la ley que quedan unidos en matrimonio.
El oficial público no podrá oponerse a que los esposos, después de prestar su consentimiento, hagan bendecirsu unión en el mismo acto por un ministro de su culto.

¿Qué sucede si me separo y hay niños?
Separados por sentencia firme, cada uno de los cónyuges podrá fijar libremente su domicilio o residencia. Si Ud. tuviese hijos de ambos a su cargo, se aplicarán las disposiciones relativas al régimen de responsabilidad parental.
Loshijos menores de 5 años quedarán a cargo de la madre, salvo causas graves que afecten el interés del menor. En casos de matrimonios constituidos por ambos cónyuges del mismo sexo, a falta de acuerdo, el juez resolverá teniendo en cuenta el interés del menor. Los mayores de esa edad, a falta de acuerdo de los cónyuges, quedarán a cargo de aquel a quien el juez considere más idóneo. Los progenitores continuarán sujetos a todas las cargas y obligaciones respecto de sus hijos.

Adopción, ¿que sucede en éste caso?
Cuando la guarda del menor se hubiese otorgado durante el matrimonio y el período legal se completara después de la muerte de uno de los cónyuges, podrá otorgarse la adopción al sobreviviente y el hijo adoptivo lo será del matrimonio.
En caso que los cónyuges sean de un mismo sexo, a pedido de éstos podrá el adoptado llevar el apellido compuesto del cónyuge del cual tuviera el primer apellido o agregar al primero de éste, el primero del otro.
Si no hubiere acuerdo acerca de qué apellido llevará el adoptado, si ha de ser compuesto, o sobre cómo se integrará, los apellidos se ordenarán alfabéticamente.
En uno y otro caso podrá el adoptado después de los  18 años solicitar esta adición.
Si el o la adoptante fuese viuda o viudo y su cónyuge no hubiese adoptado al menor, éste llevará el apellido del primero, salvo que existieran causas justificadas para imponerle el del cónyuge premuerto.

¿Qué sucede luego de la separación de bienes?
Decretada la separación de bienes, queda extinguida la sociedad conyugal. Cada uno de los integrantes de la misma recibirá los suyos propios, y los que por gananciales les correspondan, liquidada la sociedad.
Después de la separación de bienes, los cónyuges no tendrán parte alguna en lo que en adelante gane el otro cónyuge.
Los gananciales de la sociedad conyugal se dividirán por iguales partes entre los cónyuges, o sus herederos, sin consideración alguna al capital propio de los cónyuges, y aunque alguno de ellos no hubiese llevado a la sociedad bienes algunos.

¿Tengo obligación alimentaría durante la separación matrimonial?
Si, durante la separación, cada uno de los cónyuges debe contribuir a su propio mantenimiento, y a los alimentos y educación de los hijos, en proporción a sus respectivos bienes.

Conforme a esta nueva legislación, sin duda, pionera en América Latina, todas las referencias a la institución del matrimonio que contiene nuestro ordenamiento jurídico se entenderán aplicables tanto al matrimonio constituido por dos personas del mismo sexo como al constituido por dos  personas de distinto sexo.
Los integrantes de las familias cuyo origen sea un matrimonio constituido por dos  personas del mismo sexo, así como un matrimonio constituido por personas de distinto sexo, tendrán los mismos derechos y obligaciones.
Ninguna norma del ordenamiento jurídico argentino podrá ser interpretada ni aplicada en el sentido de limitar, restringir, excluir o suprimir el ejercicio o goce de los mismos derechos y obligaciones, tanto al matrimonio constituido por personas del mismo sexo como al formado por dos personas de distinto sexo.

Deja un comentario