Matrimonio y Divorcio Vincular

El Código Civil y Comercial produjo importantes cambios en lo atinente al matrimonio y al divorcio vincular, en tal sentido,

Durante el matrimonio:

1. Subsisten solamente el deber de cooperación, convivencia, deber moral de fidelidad, la asistencia mutua y alimentos (arts. 431 y 432).
2. Se eliminó la figura de la separación personal.

En cuanto al divorcio vincular:

1. Se eliminó el requisito de tres años para solicitar el divorcio (art. 435 y ss).
2. El divorcio puede ser solicitado tanto en forma individual por uno de los cónyuges o en forma conjunta (art. 437).
3. Se eliminó la necesidad de invocar una causal impuesta de manera Imperativa por el Código (art. 438).
4. Se incorpora un nuevo Instituto -la compensación económica (art, 439)- bajo un parámetro de solidaridad familiar e Igualdad.
5. Los efectos del divorcio vincular no tendrán consecuencia de culpabilidad alguna (art. 439).

Respecto al Régimen Patrimonial del Matrimonio:

En lo atinente al régimen patrimonial, es decir, a los bienes aportados o adquiridos durante el matrimonio, el Código Civil y Comercial establece la posibilidad de optar, mediante la celebración de convenciones matrimoniales, entre los siguientes regímenes patrimoniales:

1. de comunidad y
2. de separación de bienes.

Es decir, que cada uno podrá pactar sobre los bienes que lleve al matrimonio. A falta de opción, sobre el régimen patrimonial, se aplica el régimen de comunidad de ganancias (art. 463).

Dichas convenciones matrimoniales deben ser Instrumentadas mediante escritura pública (art. 448).

A su vez, el régimen patrimonial podrá ser modificado por convención de los cónyuges después del año de su aplicación (art. 449).

En ambos regímenes, los cónyuges responden solidariamente por las obligaciones contraídas por uno de ellos para solventar las necesidades ordinarias del hogar o el sostenimiento y la educación de los hijos (art. 461).

Deja un comentario